Uno de los desafíos que nos encontramos en nuestro día a día es mantener nuestras páginas web seguras. No nos imaginamos un comercio electrónico “no seguro” pero cada página web es única y está formada de muchos componentes que evolucionan constantemente, cada uno con entidad propia. Sobre mantener este ecosistema en buena forma y de cómo nos gusta hacerlo en ARCAPOLIS hablamos en este artículo de Seguridad web dividido en tres partes, que se irán ampliando con el tiempo.

Seguridad Web (I)

Seguridad Web (II)

Seguridad Web (III)

 

Hay dos tipos de empresas: las infectadas y las que no saben que están infectadas. Lo que puede ser seguro hoy mañana no lo será así que debemos tener la web siempre actualizada y estar informados para anticiparse a los problemas.

1.- Hacer staging desde servidor. El staging permite replicar una web tantas veces como queramos y tener tales clones cerrados al público. Eso nos permite tener la misma web en distintos puntos temporales, con alguno de ellos siempre actualizado, siempre a la última. Desde él podremos hacer pruebas o añadir funcionalidades antes de aplicarlas a la web final. Podemos tener el clon en un subdominio no indexable por los buscadores y con el contenido privado, sólo accesible por contraseña.

2.- Hacer cópias de seguridad periódicas vía software. Hacer copias vía plugin para asegurarnos hacer una restauración total en minutos (Duplicator Pro). La idea es tener por un lado varias copias de la base de datos y por otro lado de archivos web para cifrarlos y guardarlos fuera del servidor de producción. Por ejemplo en un sistema de almacenamiento cloud que cumpla la RGPD y la Directiva de la Protección de Datos de la UE (Google Drive, Dropbox).

3.- Hacer cópias de seguridad periódicas vía servidor. Nunca te fíes de un solo sistema de copias de seguridad. En el servidor debe haber un sistema de backup alternativo para retroceder a cualquier punto de restauración de, al menos, los últimos 30 días.

4.- Tener un solo proveedor de servicios web para simplificar processos y resolver incidencias con un solo golpe de teléfono o de mail. La programación, diseño, el hosting, dominio, gestión de DNSs y todo lo referente a la web. Esto elimina intermediarios, reduce los tiempos de reacción y ayuda a la toma de decisiones. En ocasiones la comunicación entre proveedores puede no fluir y el cliente, quien tiene una visión global, no tiene por qué entender todas las visicitudes de una incidencia. Información es poder!

5.- Tener tu réplica web actualizada. No hay que actualizar siempre, hay que comprobar que la versión es estable. Primero hay que actualizar los plugins y luego los componentes núcleo de la web. De este modo nos aseguramos la retrocompatibilidad de los componentes antes de actualizar el Core. En ARCAPOLIS tenemos las webs en distintos puntos de actualización para que las actualizaciones sean graduales y seguras.